Viernes, 28 Febrero 2020

¿Ya conoces la situación del Río Patía?

En un rincón olvidado en el Pacífico colombiano: un ecosistema batalla por su supervivencia, el caso del Río Patía.

 

Por: Yolaine Mendoza 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. 

Practicante de comunicación social

  

Hace unos 20 o 30 años el Río Patía se encontraba caudaloso y con un ancho de aproximadamente 500 a 600 metros, los habitantes aledaños al lugar no tenían dificultad para transportar sus productos y el transporte fluvial era constante. Infortunadamente hoy el río patía atraviesa una situación lamentable, luego de la construcción del canal Naranjo en 1973 y de que saliera del río Sanquianga, ocasionando que la vertiente del río Patía que corre hacia allí disminuyera su fuerza, anchura y la capacidad de caudal, afectando la comunicación fluvial de los habitantes de los municipios de la costa del Pacífico de Nariño, el Cauca e incluso el Chocó.

 

“El canal Naranjo” como hoy en día se le reconoce a esta nueva vertiente, ha afectado a la comunidad aledaña al río Patía en los factores como la contaminación con pesticidas, herbicidas y tala indiscriminada de árboles por los mismos habitantes que no pensaron en las consecuencias de la situación. Hoy en día hay sectores en que este río tiene un ancho de escasamente 10 a 20 metros, situación que en épocas de verano y sequía afecta e interrumpe la dinámica de quienes se dedican a sacar productos a los cascos urbanos, afectando la situación económica, por consiguiente la sequía del río ha incrementado las enfermedades que por falta de centros de salud cercanos no hay solución de estas problemáticas sanitarias.

 

 

Ante la situación, la comunidad y Justo Gabriel Sol Valencia, actualmente Líder comunitario del municipio de Francisco Pizarro (Nariño); manifiestan su inconformidad, hacen un llamado para que mejoren y ayuden a mitigar la situación expuesta antes de que haya un desprendimiento de las fuentes de agua e ingresos.

 

Justo Gabriel propone que a futuro hay que mitigar la situación con un sistema que cambie la vida de los habitantes del municipio, porque al secarse el río Patía no se podrá contar con este líquido vital para el consumo diario y la navegación. "Si esto llegara a ocurrir como se prevé, ya el modelo de vida no será fluvial, sino terrestre; es decir las embarcaciones no serán canoas, sino potros o caballos y como dijo Gabriel García Márquez, esto será crónica de una muerte anunciada... Se sabe donde se nace pero no donde se muere". Justo Gabriel Sol Valencia

 

 

 

Fotografías: Cortesía

Lea También

  • La criminalidad no se confinó

    Tras las muertes violentas conocidas recientemente, tenemos que reflexionar y hacer un análisis más profundo. 

  • Haz que tu negocio crezca gracias a la inclusión digital y financiera

    Con Despega Bogotá, más de 30.000 comerciantes, negocios locales y pequeñas empresas ubicadas en los barrios de la capital, podrán acceder a herramientas  de digitalización para aumentar sus ventas y hacer frente al impacto negativo de la pandemia en la economía.

  • Las prácticas ya pueden  ser certificadas como experiencia laboral

    El Congreso de la República de Colombia decretó la ley 2043 el 27 de julio de 2020, en la que se reconocen las prácticas laborales como experiencia profesional.

  • ¿Cómo va Medellín con la estrategia 4-3?

    Estrategia que refuerza las acciones encaminadas a controlar la circulación del virus y extremar las medidas de protección para preservar la vida de los ciudadanos medellinenses.

Suscríbete a nuestro boletín