Lunes, 04 Marzo 2019

Siempre bruja, una serie que generó expectativas pero nos dejó insatisfechas

Y nuevamente los trucos son revelados antes de tiempo. Desde las primeras secuencias, con tanta expectativa, se nos acaba la magia.

 

Por: Sharon Quintana 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. 

 

No es de asombrarse que una serie grabada en Colombia, con una protagonista negra y la promesa de un personaje vinculado a un pasado histórico genere expectativas y ansiedades, las cuales después del estreno desfallecen al evidenciar el tono y los comunes trucos narrativos que nos obligan a anticipar los acontecimientos de la historia. 

Siempre bruja, uno de los primeros estrenos de Netflix en lo que va del año, es una serie desarrollada en el caribe colombiano, que narra la historia de Carmen Eguiluz, una esclava del siglo XVII, quien gracias a los poderes obtenidos por su linaje de brujas logra viajar a la actualidad con el objetivo de liberar a Aldemar, el inmortal; un brujo que le dará la ayuda necesaria para salvar al hombre que ama. 

En este 2019, Carmen vuelve a los espacios conocidos e intenta habitarlos de la misma forma; sin embargo, el futuro y sus avances tecnológicos se presentan aparentemente como un obstáculo, aunque para ser honestos es la ligereza de las situaciones, los puntos de giro injustificados y las constantes ayudas tanto de otros personajes como del propio universo lo que le permite pasearse por esta época con una actitud desatinada, sin un peligro real y la certeza de que va un paso delante de sus enemigos. 

 

 

En el primer episodio una de las consignas más impactantes es aquella línea de diálogo – quememos a las mujeres porque piensan- con esto la serie nos abre un mundo de posibilidades y plantea una tesis que podría explorarse detalladamente en ese juego de cambios espacio-temporales, en donde enfrentar el mismo enunciado con dos épocas contradictorias sería una apuesta interesante. Lamentablemente las mujeres que guían la narración están al servicio de las relaciones interpersonales y sus acciones se encuentran motivadas por el vínculo que tienen con los personajes masculinos; Carmen no pretende descubrir la magia y mucho menos los saberes de sus antepasados, sino que espera hacer de la brujería un medio capaz de materializar fantasías.

 

 

A medida que transcurre la historia el espectador no se sorprende, y ni siquiera los personajes principales lo hacen; aceptando los acontecimientos, cambios de rol y nuevas reglas del juego sin inmutarse. Este grupo de universitarios conoce las condiciones del pasado de Carmen y sin reparos frente a las incoherencias de este, participa activamente en todo aquello que esta nueva realidad demanda. Asimismo, Carmen experimenta un cambio de personalidad imposible de creer ya que la debilidad de la interpretación no alcanza el punto de convencimiento.

 

 

En definitiva, la serie nos muestra secuencia tras secuencia una gran derrota frente a la representación de la inocencia, puesto que esta mujer llega a una época diferente de la propia, enfrentándose al gran acto de descubrir el mundo sin curiosidad o deseos de exploración, nada le intriga y simplemente asume, da por sentado cada acto que acontece, y con ello arrastra una falsa ingenuidad, la cual deja un mal sabor de boca cada vez que con expresiones similares se acerca a lo desconocido.

Siempre bruja transita de principio a fin en ese borde del litoral, dejando a su paso las ganas de sumergirse en las profundidades de un mar sazonado con historias de un caribe impregnado de la cultura afrocolombiana, la cual por la serie es apenas enunciada. 

 

PAÍS: COLOMBIA

AÑO: 2019

CREADO POR: Ana María Parra.

REPARTO: Angely Gaviria, Sebastián Eslava, Luis fernando Hoyos.

 

 

Ver trailer

 

 

 *Fotografías: tomadas de internet.

Lea También

  • Pensar la industria Audiovisual del Pacífico

    Lente Pacífico es un encuentro virtual de realizadores audiovisuales, que discuten y plantean cómo deberían ser abordadas las historias que de este territorio salen.

  • Prográmate para vivir cuatro días con el mejor cine afro, y es totalmente gratis

    Desde el próximo 15 y hasta el 19 de septiembre, la plataforma Boonet permitirá el acceso gratuito a las películas de la selección oficial del Quibdó African Film Festival 2020.

  • Ficca Kunta Kinte, contenido audiovisual Afro

    El Ficca Kunta Kinte cumple su quinta versión, un espacio gratuito que busca fomentar, conectar, y dialogar alrededor del cine y contenido audiovisual Afro.

  • Más de mil producciones se presentaron para el Quibdó África Film Festival 2020

    El Quibdó África Film Festival preseleccionó este año solo 52 producciones de 26 países diferentes para la muestra virtual del 15 al 19 de septiembre.

Suscríbete a nuestro boletín