Martes, 07 Noviembre 2017

Luisa ¡no te alises!

Un mensaje en mi Whatsapp, en el cual me decían que una niña de 11 años estaba pidiendo desesperadamente que le alisaran el cabello, fue la inspiración de esta editorial.

Por: Vanessa Márquez Mena
Directora

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 


Luisa es una pequeña de 11 años y hace parte del 5% de la población afrocolombiana que vive en Villavicencio.  Su madre es prostituta y la dejó al cuidado de su padre un señor de avanzada edad que evadió su responsabilidad dejándola en un hogar infantil. Es por esta razón que Luisa no tiene quien incentive la confianza en sí misma y por lo tanto su autoestima.

Mi amiga Jenifer, quien fue la persona que me escribió solicitando que le ayudara para que la niña cambiara de opinión, dice que en Villavo como ella lo llama, todo lo que es diferente es catalogado de feo, y creo que esto no solo sucede allá. Es así como vemos las huellas del colonialismo el cual nos infundó un odio profundo no solo por nuestro cabello sino por nuestra estética.

Buscando respuestas en mi interior del porqué una pequeña de 11 años desea profundamente alisarse el cabello, me lleva a pensar en que necesitamos generar muchos referentes para nuestros niños afro. Los necesitamos en las escuelas, en la televisión, en las revistas, en los libros y hasta en los emoticones de los chats.

¿Cuántas Luisas más existirán en este país? ¿Cuántas veces al día escucharán frases negativas sobre su cabello, su color piel, sus labios o su nariz? ¿Cada cuánto ven una mujer afro en la televisión? La discusión sobre el cabello es una realidad de la cual hemos venido reflexionando desde hace varios años, diferentes colectivos sociales están trabajando el tema y creo que se deben seguir abriendo espacios para crear propuestas que generen un impacto en la población.

Este es un SOS para las instituciones, docentes, padres de familia y sociedad en general. No podemos seguir permitiendo que nuestros niños crezcan odiándose a sí mismo o queriendo tener otra fisionomía.

Es por esto que desde Revista Vive Afro estamos empeñados en generar conciencia sobre nuestra estética tal y como es. Queremos una generación de personas empoderadas, orgullosas y con conciencia del significado de ser afrocolombiano. Niñas, niños y jóvenes que luzcan sus cabelleras sin restricciones y sobretodo que Luisa la pequeña que inspiró este texto comprenda que es hermosa con cada rizo de su cabello.

Lea También

  • En Colombia también tenemos nuestros propios George Floyd

    Las redes sociales a nivel mundial se volcaron a manifestar la indignación y exigir justicia frente al asesinato del hermano afroamericano George Floyd por parte de un policía de los Estados Unidos, pero por qué no ha pasado lo mismo con Anderson Arboleda asesinado por un policía colombiano.

  • ¡Pacífico, tú no tienes por qué estar llorando así!

    El Pacífico necesita una transformación profunda y que a su vez existan dirigentes que quieran de manera real el desarrollo de la región.

  • Emprendimiento y economía naranja, las palabras de moda

    En épocas donde emprender se ha vuelto tan popular que se hace hasta obligatorio tener ‘pensamiento emprendedor’, quiero contarles un poco de mi historia, donde ser emprendedora me ha llevado por un camino largo y espinoso. 

  • “Más paisa que la arepa”. ¡No, señor! No solo es paisa

    Concebir la arepa como elemento solo de la cultura paisa es un gran error, ella es tan diversa que segmentarla a una sola región es desconocer la importancia cultural del maíz y las variaciones gastronómicas que cada territorio de Colombia le puede dar a este plato típico.

Suscríbete a nuestro boletín