Sábado, 21 Marzo 2020

Derecho étnico, el ´sueño americano´ de los pueblos en Colombia

Hoy 21 de marzo se conmemora el día de la eliminación de todas las formas de discriminación el cual recuerda la memoria de los fallecidos en la matanza de Sharpeville.

 

Por: Fredinson Salas Restrepo

Estudiante de derecho - Universidad Luis Amigó

 

Este hecho ocurrido en 1960 contra manifestantes que protestaban por la aplicación del Apartheid a manos de la policía sudafricana. Es por ello que desde ese momento se ha luchado para erradicar toda forma de Racismo y discriminación en el mundo.

 

Aprovechemos este día para hablar un poco de la historia, de los derechos colectivos o también llamados étnicos de la población Negra, afro, raizal y Palenquera que en el resto del texto seguiremos llamando NARP y como han hecho a partir de los mismos derechos para sobrevivir ante tanta desigualdad, abandono estatal, discriminación y racismo que se vive en Colombia.

 

Todo empieza cuando en 1981 se expide la ley 22 por medio de la cual se aprueba la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial que fue celebrada en 1965 donde se crea el derecho a no ser discriminado luego 26 años después en 1991 es promulgada la vigente Constitución en la cual se hizo referencia directa a la población NARP en el artículo 55 transitorio el cual estableció lo siguiente: 

 

“Dentro de los dos años siguientes a la entrada en vigencia de la presente Constitución, el Congreso expedirá, previo estudio por parte de una comisión especial que el Gobierno creará para tal efecto, una ley que les reconozca a las comunidades negras que han venido ocupando tierras baldías en las zonas rurales ribereñas de los ríos de la Cuenca del Pacífico, de acuerdo con sus prácticas tradicionales de producción, el derecho a la propiedad colectiva sobre las áreas que habrá de demarcar la misma ley. En la comisión especial de que trata el inciso anterior tendrán participación en cada caso representantes elegidos por las comunidades involucradas. La propiedad así reconocida sólo será enajenable en los términos que señale la ley. La misma ley establecerá mecanismos para la protección de la identidad cultural y los derechos de estas comunidades, y para el fomento de su desarrollo económico y social”.

 

Entonces como cumplimiento de ello en 1993 se promulga la ley 70 la cual es de vital importancia debido a que es la primera ley en reconocer derechos colectivos o también conocidos como derechos étnicos. En el mismo marco temporal 2 años después en 1995 se crea el decreto 804 por medio del cual reglamenta la atención educativa para grupos étnicos y se crea la etnoeducación que según el artículo 1 dicho decreto tiene como fin: 

 

“La educación para grupos étnicos hace parte del servicio público educativo y se sustenta en un compromiso de elaboración colectiva, donde los distintos miembros de la comunidad en general, intercambian saberes y vivencias con miras a mantener, recrear y desarrollar un proyecto global de vida de acuerdo con su cultura, su lengua, sus tradiciones y sus fueros propios y autóctonos”.

 

Continuando la línea del tiempo un año después, en 1996, la Corte Constitucional emite la Setencia T-422 donde se habló por primera vez de diferenciación positiva, acción afirmativa y trato preferente donde la Corte manifesta que es necesario que se adopten medidas para que las poblacion NARP del país acceda al ejercicio de sus derechos en igualdad de condiciones al resto de la población colombiana pero esta diferenciación positiva no es gratuita ya que busca compensar y reparar: décadas de abandono institucional, discriminación y racismo.

 

Pero la expedición de normas que dan garantías al pueblo NARP continua 2 años después en 1998, cuando se expide el decreto 1122 por el cual se establecen normas para la creación y desarrollo de la cátedra de Estudios Afrocolombianos, en todos los establecimientos de educación formal del país y se dictan otras disposiciones lo cual significa un compromiso para ambas partes tanto para la población NARP que tenía que impartir los saberes ancestrales y culturales desde los hogares y para el estado que garantizará que en las instituciones de educación formal se impartieran los conocimientos acerca del pueblo NARP y se le realizará reconocimiento y resaltará la importancia de esta población en la construcción de país.

 

Sigue la suma de normas 2 años después en 2001 se celebra la Conferencia Mundial contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y formas conexas de intolerancia donde se genera la declaración de Durban a partir de la cual se antepone la categoría Afro antes de la nacionalidad para reconocer que las raíces de una persona se encuentran en África. 

 

Cuatro años después en 2005 la Corte Constitucional a través de la sentencia T-1090 Cuando dos hermana se les negó el acceso a una discoteca en Cartagena por primera vez dicha institución condena por el acto de discriminación y se obliga a indemnizar y reparar a la víctimas. La misma define como entiende los actos de discriminación que para esta institución es:

 
“Un acto arbitrario dirigido a perjudicar a una persona o grupo de personas con base principalmente en estereotipos o prejuicios sociales, por lo general ajenos a la voluntad del individuo, como lo son el sexo, la raza, el origen nacional o familiar, o por razones irrelevantes para hacerse acreedor de un perjuicio o beneficio como la lengua, la religión, o la opinión política o filosófica”(…) 

 

Un año después en 2006 la Corte Constitucional amplía el concepto de igualdad en la sentencia C-667 de 2006 estableciendo que el derecho a la igualdad debe valorarse a luz de la identidad entre los iguales y de diferencia entre los desiguales. Esta manera de concebir el derecho a la igualdad, desde su visión material, evita que el mismo derecho sea observado desde una visión igualitarista y meramente formal.

 

La historia continúa porque cinco años después, solo en 2011, el Congreso de la República crea la ley 1482 del 2011 que es también conocida como la Ley Antidiscriminación que tiene por objeto sancionar penalmente actos de discriminación por razones de raza, etnia, religión, nacionalidad, ideología política o filosófica, sexo u orientación sexual, discapacidad y demás razones de discriminación. 

 

Pero la Corte sigue otorgando derecho a la población étnica del país es por ello que un año después en 2012 emite la sentencia T-376 donde los pueblos indígenas y las comunidades negras son titulares de derechos fundamentales y se convierten en sujetos de especial protección constitucional toda esta situación porque la corte consideró que estas personas al tener cultura diferente a la gran mayoría se encuentran en situación de vulnerabilidad desde el punto de vista constitucional debido a que se encuentran propensos a que de manera habitual sus derechos fundamentales sean desconocidos o vulnerados.

 

En ese mismo año en 2012 la Corte Constitucional cuando emite la sentencia T-691 de 2012 aclaró que promover, justificar o preservar el uso de expresiones racistas en el ámbito de la educación, desconoce los derechos a la igualdad y la no discriminación, es por ello que queda proscrito que los docentes en el desarrollo de sus clases usen expresiones como “trabajar como negro para vivir como blanco” y demás expresiones que motivan el trato negrero.

 

Un año después en 2013, se celebra la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y las formas conexas de Intolerancia de la Organización de Estados Americanos que, aunque el combate al Racismo y la discriminación racial haya sido priorizado en este instrumento internacional, aunque la Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial, de 1965, lo haya realizado, es esencial que los derechos en ella consagrados sean reafirmados, desarrollados, perfeccionados y protegidos, a fin de consolidar en las Américas el contenido democrático de los principios de la igualdad jurídica y de la no discriminación, dicha legislación es de vital importancia dado a que obliga a los estados partes a tomar acciones frente a la erradicación del racismo y la discriminación racial pero también en su artículo 15 literal I, posibilita a que: 

 
“Cualquier persona o grupo de personas, o entidad no gubernamental legalmente reconocida en uno o más Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos, puede presentar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos peticiones que contengan denuncias o quejas de violación de la presente Convención por un Estado Parte. Asimismo, todo Estado Parte puede, en el momento del depósito de su instrumento de ratificación o de adhesión a esta Convención, o en cualquier momento posterior, declarar que reconoce la competencia de la Comisión para recibir y examinar las comunicaciones en que un Estado Parte alegue que otro Estado Parte ha incurrido en violaciones de los derechos humanos establecidos en la presente Convención. En dicho caso, se aplicarán todas las normas de procedimiento pertinentes contenidas en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, así como el Estatuto y Reglamento de la Comisión”.
 

Lo anterior implica que la Corte Interamericana de derechos humanos tenga competencia para decidir sobre los actos de discriminación y racismo que pasen en Colombia y no sean resueltos por la legislación interna del país. 

 

Finalizando nuestra historia de la legislación étnica del país, en 2014 es promulgado el Decenio Internacional para los Afrodescendientes proclamado por la resolución 68/237 y en 2017 a través de la resolución 0949 del ministerio del interior se crea un grupo denominado Observatorio contra la Discriminación Racial y el Racismo, encargado de hacer control y monitoreo de dichos actos en el país y ese mismo año la Corte Constitucional emite la sentencia T-572 de 2017  donde ordena a las instituciones crear lineamientos para prevenir los actos de discriminación en el ambiente laboral y la creación de rutas para que al interior de dichas instituciones se sancione a quien realice dichos actos sumado a ello en esta sentencia se protegen los derechos de un trabajador que era discriminado en el ambiente laboral.

 

La reflexión de este texto radica en exaltar la labor de nuestros Concejos Comunitarios, líderes y activistas para que sigan firmes en la lucha que gracias a su gestión se han conseguidos muchas normativas, agradecer a la honorable Corte Constitucional que se ha interesado en conocer la realidad del país, reconocer y defender los derechos de la población NARP y quien ha velado para que se ejerzan en garantía y acorde con la Constitución.

 

Por otro lado el Congreso de la República dado a nuestra poca o nula representación en esta institución ha sido ajeno y hasta renuente con la realidad de la población afro ya que no se ha legislado en favor de esta comunidad y lo poco que se ha hecho responde más a intereses electorales de algunos partidos que a un real compromiso con la situación de este grupo poblacional.

 

 Ahora los dejo con lo que en mi opinión ha pasado frente a la no materialización de nuestros derechos como población NARP.  

Quizás cuando en 1998 se expidió la creación de la Cátedra de Estudios Afrocolombianos se hubiera hecho una buena implementación y si no sólo se dictará en algunos pueblos NARP, la situación sería distinta por que el resto de la población colombiana valoraría más lo que significan las comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras en la historia del país con ello se hubieran erradicado muchos prejuicios y estereotipos frente a esta población. 

 

Quizás ello evitaría tantos actos de discriminación por que con dicha cátedra se les devolvería la humanidad que Fray Bartolomé de las casas le quitó a esta población cuando llegó a tierras americanas y dijo que ´los negros no tenían alma y los indígenas eran civilizables´ cambiando así la situación en favor de ellos y disfavor para nosotros tanto así que hoy en día se denota mayor aceptación por parte de la población blanco-mestiza para con los indígenas que para con los pertenecientes a los pueblos NARP. 

 

La barrera todavía se siente es por ello que días como hoy se debe recordar que la discriminación racial y racismo todavía existe en Colombia que el Congreso de la República creó una ley que no ha funcionado para erradicar dicho fenómeno debido a que la Fiscalía General de la Nación y la política criminal del estado colombiano no está en función de castigar a los racista es por esto que es normal ver como fiscales archivan las denuncias por actos de discriminación y no se atreven a realizar acciones ante tal situación porque ni siquiera saben manejar el tipo penal del artículo 134ª y siguientes del Código Penal por que también es cierto que en las facultades de derechos no se han interesado por estudiar el derecho étnico y las clases de penal especial, no se realiza mayor énfasis en el delito de actos de discriminación las mismas víctimas de esos actos de discriminación conscientes de tal realidad prefieren acudir al mecanismo de acción de tutela que protege de manera más efectiva sus derechos ya que el estado colombiano y su mayoría de población mestiza le quedó grande penalizar a los criminales que discriminan a personas en razón de su color de piel.

 

El día de hoy debe servir para que sean conscientes de la realidad que sufre la comunidad NARP y unamos esfuerzos para ayudar a erradicar la discriminación racial y racismo sí porque todo el país tiene una deuda histórica con esta población y solo va ser reparada cuando se materialicen condiciones de igualdad y no discriminación para nosotros.

 

No se crean el cuento de que nosotros queremos que el estado nos regale todo, nosotros también queremos emprender, crear empresa, ser científicos y seguir aportando al desarrollo de este país, pero esto sólo se hará cuando existan garantías de igualdad. 

 

Finalmente le envío un mensaje a esos que dicen que los negros son los más racistas, ¡amigo ya bájele a su racismo! porque expresiones como esas muestran lo racista e ignorante que pueden llegar a ser quienes no entienden conceptualmente el racismo, el cual es una estructura de poder, que implica que los NARP que no la tienen, no puedan ser racistas y mucho menos ejercer dominación en la población blanco-mestiza.

 

“Sólo la educación de las masas puede liberar al pueblo. Un hombre educado no puede ser oprimido, si es capaz de pensar por sí mismo” (Nelson mándela)

 

Esa frase nos ayuda pensar sobre lo importante que es formarnos, por ello realicé esta columna para que las personas del pueblo NARP conozcan una parte de la legislación que los apoya, por que quien conoce sus derechos no permite que nadie se los vulnere. 

 

Feliz día de la eliminación de todas las formas de racismo.

 

 

Ver más columnas de Fredinson

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

 

 *Fotografías: Cortesía

Lea También

  • Cicatrices

    Y pensaba un poco en las cicatrices que nos dejan aquellas personas que hablan y hablan de lo mal que se vive en las regiones afro, aquellos que nos ven como seres incapaces, de soñar, crear, sentir, pensar, pues les digo...

  • "Ella Baila" lo nuevo de Alexis Play, Tostao y Chano band

    Iniciamos la semana con "Ella Baila" el último sencillo antes del lanzamiento completo del albúm Rebulú, que llega luego de canciones como "Polka", "cuarentena". ¡Desde ya está disponible en las principales plataformas digitales!

  • Urdimbres afro

    Conoce este poema de Jorge Iván Jaramillo que enmarca su sentir.

  • ¿Me siento orgullosa de ser negra?

    ¿Quién no se siente orgulloso de su color de piel? ¿A quién le gustaría volver a nacer y tener otros ojos, otro cabello, o tal vez otro cuerpo? ¿Defendemos a capa y a espada nuestro ser, nuestra vida y nuestra dignidad?

Suscríbete a nuestro boletín