Martes, 24 Marzo 2020

En Wakanda también abortan: Investigación exploratoria

Sin importar el contexto cultural en el que vivamos, el derecho a decidir CUÁNDO tener hijos es esencial para la liberación de la mujeres, y en qué condiciones llevarlo a cabo, es un asunto estrictamente de SALUD PÚBLICA; algo que denominamos "maternidad voluntaria".

 

Por: Liceth Asprilla

Estudiante, Bloguera, Afroactivista y Feminasty.

Website: https://otrosfeminismos.wixsite.com/agustina

 

La herbolaria femenina, la partería negra y la crianza colectiva son las que han marcado el control de natalidad entre las mujeres del Pacífico, muchas de esas prácticas se perseguían en la Europa medieval cristiana, utilizando la cacería de brujas como excusa para recuperar las 150 millones de vidas que acabó la peste bubónica y que a entradas de la industrialización eran necesarias como mano de obra. Cuando los europeos llegaron, no solo se perdieron los usos de más de 200 especies de plantas abortivas y anticonceptivas que utilizaban las mujeres indígenas (Brodie, 19941)1, sino que también castigaban cruelmente a las mujeres negras que preferían abortar a parir para la esclavitud, o empleaban la acidez de las frutas como espermicidas (Tone, 20012)2; costumbres que no solo surgieron a partir de la colonia como formas de resistencia, pues ya venían haciendo parte de su cosmovisión.

 

Respecto a la "tradición" de la familia grande y el fenómeno de la madre soltera en las familias negras como vestigios postcoloniales, una conocida crítica feminista dominicana me explicaba que "esas eran formas de masculinidad y feminidad ancestrales", y no ha sido la única respuesta de ese tipo que he recibido cuando se menciona el problema. La idea de que el aborto es un tema blanco, de mujeres blancas, mujeres de la ciudad que están muy ocupadas siendo exitosas como para tener hijos, está sutilmente generalizada. Algo muy extraño además en discursos conocedores de lo que Angela Davis denominaba en "Mujeres, raza y clase", como "paridoras" (o la imposición de parir y criar) -no madres-, es decir, "animales cuyo valor monetario podía ser calculado de manera precisa en función de su capacidad para multiplicar su número" (cosechas de negros, referencia a la madre tierra).

 

Pero la verdad es que los esfuerzos de la mujeres negras por conquistar sus derechos sexuales y reproductivos son extensos y complejos. El problema hace parte de un vestigio colonial esclavista que a día de hoy no hemos desaprendido. Al igual que la cacería de brujas, del interés general por el control de nuestros cuerpos se desprende una serie de eventos de tipo socioeconómico, que siempre concluyen en extremos contraproducentes: esterilización forzada o penalización del aborto, y sobre este último profundizaremos.

 

La estructura económica en la América colonial dependía casi exclusivamente de la propiedad de esclavos, del control reproductivo -y productivo- y la explotación sexual a la que eran sometidas las esclavas negras usadas como incubadoras humanas por sus amos para generar riqueza, tanto así que la condición de esclavo se transmitía matrilinealmente sin importar que el padre no lo fuera (libertad de vientres3 y las siete partidas4). Este modelo sigue presente en economías modernas que dependen de tercerizar mano de obra femenina5 empobrecida a países tercermundistas, cuyas políticas de control natal condenan a mujeres que muestren cualquier señal de autonomía reproductiva; tal es el caso de China6, que pasó de imponer la política del hijo único, a promover la familia numerosa, para entre otras cosas, evitar que en unos años cierren, por falta de obreros, las miles de fábricas erigidas dedicadas al outsourcing7.

 

Por supuesto, cuando las feministas negras hablamos en términos de "derechos sexuales y reproductivos" nos referimos a una serie de garantías a las que todas deberíamos tener acceso, y el aborto libre es tan solo una de ellas, muchas veces, una consecuencia de no tenerlas. Me refiero por supuesto, a un sistema de salud eficiente con enfoque diferencial, el derecho a la intimidad sexual, educación sexual integral, inversión social para la investigación y desarrollo de tratamientos para enfermedades y desórdenes del sistema reproductivo femenino, acceso sin restricción a información y adopción de anticonceptivos eficaces, decidir qué numero de hijos tener (si muchos o ninguno o escoger el momento preciso para ello), promoción y cultura de la anticoncepción masculina, libre desarrollo de la identidad sexual, y por supuesto, el acceso oportuno, gratuito y seguro a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE); y es muy importante que analicemos todos los puntos que mencionamos antes de llegar ahí.

 

Después del escándalo de Cambridge Analytica8 (sobre el control de la información y su manipulación para fines políticos) y la influencia de Andrew Breitbart y Stephen Bannon en lo que hoy todos percibimos como "feminismo" a través de foros y redes por parte de un grupo de jóvenes prepúberes y adultos psicocastrados que no tienen idea de en qué se están involucrando (Véase, asesinato de Marielle Franco9 y la campaña de Bolsonaro10 asesorada por Breitbart y Bannon); ha sido realmente difícil guiar a mujeres negras en situación de vulnerabilidad en lo que respecta a la Sentencia C-355 de 200611, que en otras palabras, LEGALIZA EL ABORTO EN COLOMBIA; que a pesar de estar camuflado en 3 condiciones, todas dentro de un significado extenso que ha dado la propia OMG, engloban las principales causas de aborto en el país en cualquier etapa del embarazo.

 

El sistema de salud te pone obstáculos para que no puedas acceder al servicio, el personal encargado de brindarlo no está educado al respecto y cuando logras hacerles entender tu situación, optan por la objeción de consciencia; lo que te lleva a poner una tutela y a entrar a un proceso dilatante que solo aumenta las semanas de gestación. Entonces acudes a una clínica clandestina en la que opera toda una mafia y se practica el tan controvertido "legrado", un procedimiento arcaico que nadie recomienda y que pocos practican, pues en la mayoría de veces queda tan mal hecho que terminas muerta o con complicaciones graves de por vida. Si logras sobrevivir a eso, tu enfermera te delata ante las autoridades por un delito que ya es sabido, es anticonstitucional. En pocas palabras, ABORTO LIBRE ES NO PASAR POR TODO ESO, porque aunque nuestra meta es legalizarlo sin causales hasta la semana 12 de la edad gestacional, de nada sirve cuando los mismos problemas coyunturales persisten (Ley 100). En E.E.U.U es legal, pero el viagra está cubierto por el seguro social (POS aquí) y los métodos anticonceptivos no, si, el país en donde culpan a las madres solteras negras (que son mayoría) de embararzarse a propósito para acaparar subsidios del gobierno.

 

Mi primer y único susto de embarazo me ocurrió a los 19, aún recuerdo los viajes de mi IPS a Profamilia, de Profamilia a mi EPS, y de mi EPS a mi IPS, la violencia obstétrica que sufrí por parte de una enfermera durante el examen, las miradas de desaprobación del obstetra que me atendió y la tarjeta que me regalaron para que, en lugar de buscar un aborto, acudiera a una fundación dedicada a acuerpar madres solteras; esa tarjeta nunca superó la sensación de alivio que vino después al enterarme que solo se trataba de un desequilibrio hormonal causado por dos quistes ováricos y un quiste en las glandulas de skene.

 

El lío vino 2 años después, cuando sufrí un aborto espontáneo por un problema uterino que ahora me impide tener hijos por los métodos tradicionales, y esta parte es importante, porque, aunque no fue inducido, no fue nada bonito, y para nadie lo es. A pesar de que me sucedió a los 21, desde los 16 en mi barrio ya me habían inventado 5 abortos, no se cuando ni porqué, la idea extendida de que las mujeres usan el aborto como anticonceptivo es infundada; supongo que nadie NUNCA admitirá que la rabia viene de no poder usar el embarazo como reprimenda para las mujeres que "abren las piernas"; y es que no hace mucho, el embarazo era la forma en que los hombres evitaban la infidelidad o promiscuidad de las mujeres, una forma de controlar su vida sexual, la cosas no han cambiado.

 

Si para una mujer negra, joven y pobre, que medianamente sabía a qué tenía derecho y que en la escuela aprendió vagamente sobre métodos anticonceptivos, fue difícil y las trabas no se hicieron esperar ¿Se imaginan qué sucede con las niñas y adolescentes negras que viven en zonas rurales abandonadas por el estado, con las inmigrantes, o con las que viven en periferias de invasión azotadas por la violencia, o por debajo de la linea de pobreza? ¿Acaso ellas no son prioridad o no hacen parte de la agenda (si existe...)? ¿Que se supone que debería decirles cuando es obvio que llenan las estadísticas de embarazos no deseados y no precisamente porque sean unas putas calenturientas? Si nisiquiera tenemos autonomía corporal ¿Cómo es que se habla de autonomía cultural? ¿Cómo es que se habla del problema de la tierra, cuando nuestro cuerpo es el primer territorio, y aún así nos desplazan de ahí?

 

El debate interminable de "la vida" refutado mil veces por biólogos (y no por curas y pastores), es irrelevante, hasta ahora los censos no cuentan x2 a las madres gestantes o te expiden un acta de defunción cuando pierdes un embarazo. En un contexto en donde aceptamos que una mujer aborte solo cuando ha pasado por algo tan horrible como una violación, confirma que el verdadero malestar es por el disfrute sexual femenino, y muestra que tan podridos y sádicos somos hasta al punto de deshumanizar un embarazo para usarlo como castigo. Pero incluso para aquellos que insisten en el "trauma post-aborto" es más traumático ser madre en condición de desigualdad que "ver el fantasma de un hijo muerto". Para la gente negra el debate debe ser otro, ya que nos encanta hablar de pluralidad hasta cuando del cuerpo de otra se trata, claro está, exceptuando a quienes se benefician de esa misma estructura patriarcal que le dice a las mujeres negras qué hacer con sus cuerpos y cuyos prejuicios así lo demuestran... ¿Cuales son esas condiciones sociales que llevan a las mujeres negras a estar atrapadas en un embarazo no deseado, en primer lugar? Esa es la pregunta que deberíamos estar haciendo.

 

Empecemos con un dato alarmante. Según el DANE12, 99.2% de las niñas y adolescentes embarazadas, tienen hijos con adultos, de ahí el 11% de los padres tenían entre 10 y 14 años más que la madre. Otro dato relevante: el 40% de los embarazos adolescentes son deseados y el 60% no lo son ¿Saben lo que significa? Mas que niñas y adolescentes descuidadas y ociosas, ¡tenemos un problema de pedofilia y estupro señores! Adultos influenciando menores. Y eso deja mucho en qué pensar cuando el litoral Pacífico es quien puntea esa situación. Nisiquiera se trata de que las adolescentes y niñas no estén algo informadas o aborten por deporte (pues casi la mitad de esos embarazos son planeados), ya que no tienen hijos con otros adolescentes; de acuerdo con la información que reporta el DANE, sólo el 0.8% tienen relaciones sexuales entre si, lo que haría a las campañas de anticoncepción entre adolescentes casi inútiles. Pero si incluso esas cifras no existieran en un universo paralelo, hasta la mente más obtusa sabría que si la menor no fue responsable para usar métodos anticonceptivos, mucho menos lo será para afrontar la gestación, el parto y la maternidad, algo que cada meme de "madre luchona" en internet, sugiere.

 

Niñas y adolescentes de 15 a 19 años que ya son madres o han estado en embarazo ¿Cual es la respuesta típica ante una situación así? "Igual deben cuidarse", cuando la pregunta que deberíamos estar haciendonos es ¿Por qué un adulto, se involucra con una menor de edad pobre? Exceptuando los embarazos que se dan en el marco del conflicto armado, tanto en zonas rurales, como en periferias urbanas, y que no son cualquier bobadita (merecen un análisis mas complejo porque no solo las embarazan los grupos armados, también quienes hacen parte de esa estructura social debilitada), según la UNFPA13 hay una razón principal: Violencia Intrafamiliar ¿Es un secreto que muchas personas negras crecemos en hogares violentos por falta de políticas públicas e inversión social? Para muchas niñas y adolescentes negras, un adulto es la salida al entorno violento, o un adulto que hace parte del entorno violento (o lo crea) es quien lo usa para involucrarse con ella.

 

¿Recuerdan cuando nos preguntábamos por qué las personas pobres tenían más hijos y concluímos que ese fenómeno era consecuencia de la pobreza y no la causa? Si una persona pobre, sin educación ni ingresos, deja de tener hijos, contrario a lo que creemos, se muere de inanición; por esta misma razón, muchos padres optan por dejar ir a sus hijas con adultos que les doblan la edad (R. Kelly?).

 

La edad de consentimiento sexual en Colombia es de apenas 14 años, es normal en un país donde ninguno de sus congresistas asistió al debate sobre cadena perpetua para violadores de niños y los cómplices del crimen de Samboní14 han quedado absueltos. Debemos entender entonces, que consentimiento sexual no significa madurez sexual (ni física ni emocional) lo que da lugar a relaciones de poder, algo que muchos adultos con complejo de Peter Pan siempre niegan porque "las niñas de ahora..." que crecen en una sociedad que las sexualiza prematuramente, los seducen con sus poderes mentales hasta obligarlos a tener sexo con ellas.

 

El consentimiento sexual nace del deseo, y el deseo en un mundo patriarcal y en un entorno con depredadores de menores al acecho se ve totalmente perneado por la figura de autoridad mas cercana. Si sentir deseo o placer sexual fuera sinónimo de madurez, la edad de consentimiento sería la misma que la mayoría de edad (18) y el sexo solo sería legal entre menores, lo que disminuiría estrepitósamente la cifra de embarazos no deseados, y de abortos; algo que supuestamente todos queremos; porque los mismos "provida" que culpan a las niñas y adolescentes de "abrir las piernas" a los 14, saldrían a marchar para defender la edad de consentimiento actual, asustados de ir presos por mirar a una menor de edad; lo que es bastante vomitivo y asqueroso además, si tenemos en cuenta que según la Human Rights Watch15, "las mujeres enfrentan prisión por hasta cuatro años y medio, incluso en casos donde sus vidas corrían peligro", según la Fiscalía16, en Colombia tenemos 502 menores criminalizadas por abortar! ¿Y los pedófilos?

 

Otro factor a tener en cuenta es la mortandad materna17. Entre las causas principales están las hemorragias (24%), seguidas de las causas indirectas (20%), las infecciones (15%), el aborto en condiciones de riesgo (13%), la eclampsia (12%), el parto obstruido (8%) y otras causas (8%). Situaciones que se agravan cuando se lleva un embarazo precoz (detalle aquí18); si los 400.000 abortos clandestinos anuales son un mito19 ¡Las niñas y adolescentes se mueren más por parir que por abortar! Si bien demuestra que la preocupación feminista general por las muertes maternas están mal priorizadas, también nos dice que el aborto sigue siendo un derecho incluso cuando se trata de un embarazo planeado; y sobre esto hay un dato preocupante: Un estudio de la UNFPA20 reveló una tasa de 69.3% de muertes maternas por 100 mil nacidos vivos, es decir, que la causal por peligro de vida de la madre nisiquiera se está cumpliendo, los fetos nacen vivos mientras sus madres se mueren...

 

¿Y las mujeres entre 20 y 44 años? Las mujeres que ya fueron madres en su adolescencia, quienes ya fueron madres después de los 20, y aquellas que comenzaron deseándolo hasta que el padre desertó, son otro foco de embarazos no deseados. Según datos recopilados de la Encuesta longitudinal colombiana (Elca) de la Universidad de los Andes21, del Instituto de la Familia de la Universidad de La Sabana22, y de conformidad con la Encuesta de Demografía y Salud presentada por Profamilia y el ministerio de Salud - ENDS23, al 2015, el porcentaje de madres solteras pasó del 35% al 39% solo en las ciudades. Si tomamos los datos del DANE del año 201724, encontramos que más de la mitad de las madres colombianas son cabeza de familia, es decir, que de esa cifra, el 61% son madres solteras que viven en las periferias.

 

Cualquier mortal entendería que la irresponsabilidad paterna es un asunto serio; durante la colonia era común que un esclavo embarazara a varias esclavas a la vez para aumentar la producción de la hacienda, no existía tal cosa como "un padre" (Patterson, 1982: 9 y 35-455)25, podríamos decir que parte del problema se aprendió ahí; pero, cuando el tema se discute en la comunidad afrocolombiana, suele ser disfrazado descaradamente de empoderamiento (y sabemos que no lo es); las excusas son tan creativas, que van desde discursos inspiracionales sobre autosuperación y autosuficiencia, hasta afirmar descaradamente que todo el panorama es producto de un matriarcado (Staples, 1970)26.

 

Obviamente estos datos no evitan que la tendencia casi universal sea culpar a la madre soltera, por ser madre soltera; porque el argumento es que debíamos saberlo. Algo muy curioso es presuponer que los hombres colombianos son irresponsables para sobrevivir a ellos y evitar caer en una situación que probablemente terminaría en aborto, ya que cuando presuponemos lo primero que nos piden es no generalizar. Entiendo que todas tenemos intereses resguardados a la hora de proteger a los hombres de nuestro entorno, pero la estrategia de nombrar un problema sin tocar sus causas, no está funcionando.

 

Las mujeres de mi familia no han sido propensas a tener muchos hijos, no importa cuantas veces les digan que no generalicen, siguen susurrandome que los hombres no sirven, junto con "ponte algo más tapado, por que uno nunca sabe". La diferencia es que, siempre y cuando no lo verbalicen en un discurso político, y no salga de este mundo femenino lleno de conchas para raspar coco y alisadoras caseras de borojó, los santos seguirán quietos. Sin embargo, si he socializado y crecido con algunas mujeres negras que, según ellas, no pueden tomar anticonceptivos como primera opción, pues con cada hijo hay una posibilidad de un compañero que les ayude a criar a los que ya nacieron, las estadísticas dicen que eso nunca pasará, la solitud se ensaña con las mujeres negras de forma especial, pero ellas siguen creyéndolo... Peor aún con pensamientos MGTOW27 de la derecha alternativa (o alt-right, que nacieron de las protestas supremacistas de Charlottesville) cada vez más presentes en hombres al frente de organizaciones de izquierda; ya nos han hecho saber que "a la que no le guste el güevo, puede ir saliendo".

 

¿Y qué hay de quienes en ese rango de edad, aún no tienen hijos? de conformidad con la ENDS, la edad preferida por este grupo de mujeres, para someterse a la esterilización voluntaria es cada vez menor, además de ser el método anticonceptivo más utilizado, el 23% de ellas se operan antes de los 25 años y el 80% antes de los 35, estamos haciendo la tarea... Pero ¿Por qué el porcentaje de las más jóvenes es tan bajo?

 

Sin olvidar que esa cifra es mucho mayor a la tasa de esterilización masculina (vasectomía), solicitar el servicio a tu EPS (que es gratuito) cuando eres mujer y no tienes hijos es una odisea igual al IVE. Las respuestas van desde "existen acuerdos internacionales que no permiten eso" hasta excusas alarmistas como "No. Yo no te voy a hacer eso. Con la operación el ovario recibe menos sangre y oxígeno, podía producir menos estrógeno, podría darte una menopausia temprana y, de paso, tal vez osteoporosis!". Tampoco olvidemos que para una mujer menor de 25, a veces no se trata de no tener hijos, se trata de cuándo tenerlos, es apenas entendible que la ligadura de trompas antes de los 25 no sea la primera opción, lo que me lleva a un aspecto poco explorado entre las que planifican dentro de ese rango de edad.

 

Además de los indeseables efectos secundarios de los métodos anticonceptivos y la pereza convenciera de la industria farmacéutica en proponer y desarrollar proyectos que los mitiguen, pereza que no se manifestó cuando se suspendió la salida al mercado de los primeros anticonceptivos hormonales para hombres, porque causaban depresión (cosa que va en contravía del derecho a la salud sexual de las mujeres), existen los porcentajes de efectividad propios de cada uno, en donde el más alto lo constituyen el DIU (cobre u hormonal) y el implante transdérmico (detalle aquí)28 ¿Qué quiere decir esto? Qué las mujeres entre los 25 (20 - 28) que tienen acceso a métodos de planificación familiar también pueden sufrir riesgos de embarazos no deseados. Aunque para desgracia de muchos grupos conservadores que nos quieren caer al cuello, la bandera roja está sobre las niñas y adolescentes.

 

El condón es la única cosa que deben hacer los hombres en todo este tema (el condón femenino no es accesible), tiene 98% de efectividad, pero como lo usan mal, esta efectividad puede bajar hasta el 85%29, además de que su principal función es evitar enfermedades de transmisión sexual, cosa que tampoco es 100% segura30 (operarse asegura el 100% de los resultados pero no les gusta a pesar de que a diferencia de la ligadura de trompas, la de ellos es reversible). Y esto es para quienes tienen la delicadeza de cargarlo y usarlo, porque los que no simplemente dicen "me aprieta", "se pierde sensibilidad", "eso es falta de confianza", "es como tener una bolsa amarrada al pene", "tu planificas, para qué", "me hace falte la emoción del momento", etc... Y esta última "razón" ha cobrado mas relevancia en las relaciones heterosexuales hoy gracias a la práctica extendida del "stealthing" que consiste en quitarse el condón en medio del acto porque "estorba" y sin decirle a tu pareja, acto que está tipificado como agresión sexual. Sin mencionar claro está, el prejuicio social que hay alrededor de una mujer joven que compra o adquiere condones (tras que les hacemos la tarea, nos matonean).

 

Y si quisiera podría seguir y seguir y nunca terminar, la desinformación respecto a cómo se realiza el IVE por parte de videos amarillistas cristianos que muestran a mujeres pobres de la India o África teniendo legrados, el hecho de que muchas no saben que su EPS tiene la obligación de proveerles acceso a anticonceptivos, los topes de edad que te ponen para usar algunos de los métodos más eficaces (como el DIU), la presión de los grupos religiosos para evitar la enseñanza de la educación sexual en las instituciones educativas que se suponen, son laicas, los estragos de la ley 100, modelo que reemplazó al antiguo seguro social tratando de imitar el nefasto sistema de salud Chileno, impuesto en la dictadura de Augusto Pinochet que explotó en las pasadas protestas (sobre esto hablaré mas adelante), o que nadie tiene en cuenta que los antibióticos y el alcohol anulan el efecto de los hormonales mas accesibles, y porqué no, los efectos secundarios31 de los métodos anticonceptivos y su influencia negativa en la salud mental32 de las mujeres, el dolor como principal disciplinador de la mujer, un fenómeno que explica Lili Loofbourow33, junto con la negligencia obstétrica frente a la endometriosis.

 

Ya en otros contextos geográficos, encontramos que las tasas de aborto son más elevadas en los países con leyes más restrictivas, según investigadores del Instituto Guttmacher y la OMS en un estudio publicado en The Lancet34; pero como me gusta analizar las dos caras de la moneda, también encontré la excepción a la regla: Groenlandia35, el único país que no sigue esa tendencia; allí no solo es legal abortar, si no que también es común hacerlo repetidas veces, de hecho los estudiantes de Nuuk, la capital, acuden los miércoles a la clínica de salud sexual en lo que han denominado "el día del aborto".

 

Sin embargo, encontramos que no es un territorio muy diferente al nuestro, de hecho confirman la regla. Groenlandia no es un país nórdico, es una colonia nórdica, específicamente de Dinamarca, es decir, "un país en vías de desarrollo" habitado en su mayoría por aborígenes del círculo polar ártico (esquimales inuit) o descendientes mezclados; así que las principales causales por las que muchas mujeres se ven en un embarazo no deseado son prácticamente las mismas de aquí, en las que se destacan 3, de acuerdo con la investigadora Stine Brenoe, enfermera ginecológica de la clínica: Primero, porque quieren un niño y después se ven solas, segundo, porque las mujeres cuyas vidas son turbulentas y están afectadas por la violencia y el alcohol pueden olvidarse de tomar las medidas necesarias (y el alcohol es un problema grave en países nórdicos), y tercero, porque muchos hombres se niegan a usar preservativos; y dado a que la irresponsabilidad masculina es un patrón que se repite de aquí al polo norte entre las principales causas de embarazos no deseados y consecuentes abortos, no sería mala idea comenzar a tejer redes de información, para identificar a aquellos que, aunque usen un discurso "provida", no les gusta usar condón o no tienen la iniciativa.

 

Ya conscientes de hacia donde SIEMPRE se debe llevar la discusión, podemos dejar de ir por ahí diciendo cosas sin sentido y usando "el grito silencioso" que leíste en Juventud en Éxtasis o tu ecografía obstétrica cargada de un significado emocional enorme, como argumentos para infectar a otros de ideas sin fundamento. Por supuesto, hay más causas que difieren de las que aquí planteamos, causas que, si hasta este punto hemos aprendido algo, se alejan bastante de la creencia popular de "abortar por amor a la patria"; ya es bastante preocupante tener que escribir más de 15 páginas para demostrar, que el aborto es un derecho. Si bien la bandera "mi cuerpo, mi decisión" es, personalmente, algo reduccionista por la misma complejidad del asunto, es bastante curioso que la "vida" cobre relevancia solo cuando yace dentro de nosotras, o mejor, cuando puede servir para disciplinarnos... Y ese es un detalle que difícilmente las feministas vamos a omitir de la mesa, por mas provocativa que suene la arenga.

 

Es tan grave nuestro problema de interpretación respecto al tema, que confundimos el promover -u obligar- el aborto con sensibilizar acerca del derecho al acceso en caso tal (porque el derecho siempre debe estar ahí, independientemente de que lo usemos o no, así debe funcionar un sistema de salud eficiente), y lamentablemente para todo lo relacionado con nuestros cuerpos suele repetirse el mismo patrón, todo es complicado y difuso, cuando realmente no lo es. La cocina, el bordado, la menstruación, la anticoncepción, son cosas de mujeres, pero cuando se trata de nuestra salud sexual y derechos reproductivos mágicamente todo cobra relevancia, hasta con quién nos acostamos se vuelve debate público. Si la anticoncepción es responsabilidad y culpa casi exclusiva de las mujeres, en el país de "legalicen a las de 13" y las madres solteras ¿Gestar y parir no debe ser una decisión enteramente nuestra?

 

Nunca, nadie, piensa en cómo influye la maternidad voluntaria en la estructura y economía de la familia negra ¿Qué nos hace ir en contra de nuestros propios intereses? Dejé de intentar cambiar al mundo hace rato, pero aún está en nuestras manos, facilitarle el camino a las generaciones futuras dispuestas a hacerlo, ellos si quieren pensar en lo que ustedes no, ellos si quieren hacer lo que ustedes no, ellos si quieren hablar de esto, sacar la basura, los juicios moralistas y la misoginia que yacen en nuestro interior ¿A alguien se le ha ocurrido que detrás de la lucha de las mujeres negras por la autonomía corporal estaban ocultos esos otros detalles? Al parecer, no siempre nos unen las mismas causas, cómo cierta señora me decía "los jóvenes deberían estar discutiendo la ley 70, no hablando de feminismo ni de lenguaje inclusivo", la vida me ha mostrado que la experiencia de la negritud es muy diferente para nosotras, creo que nuestro problema no solo era de afros y turbantes.

 

------------------------------------------------------------------------------------------------
FUENTES:

1. Brodie, Janet Farrell. (1994). Contraception and Abortion in America XIX. Ithaca, NY: Cornell University Press.

2. Tone, Andrea. (2001). Devices and Desires - A History of Contraceptives in America. New York: Hill and Wang.

3. https://www.banrepcultural.org/biblioteca-virtual/credencial-historia/numero-59/la-manumision-de-esclavos-en-colombia-1809-1851

4. https://core.ac.uk/download/pdf/48865472.pdf

5. https://truecostmovie.com/

6. https://www.nytimes.com/es/2018/08/16/espanol/china-poblacion-hijo-unico.html

7. https://degerencia.com/tema/gerencia/metodos-gerenciales/outsourcing/

8. https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-38044024

9. https://elpais.com/internacional/2019/10/30/actualidad/1572452059_009597.html

10. https://latrivial.org/sobre-bolsonaro-iago-moreno/

11. https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2006/c-355-06.htm

12. https://www.eltiempo.com/salud/embarazo-en-adolescentes-en-colombia-301882

13. https://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-13158102

14. https://www.semana.com/nacion/articulo/hermanos-uribe-noguera-absueltos-de-encubrimiento-del-crimen-de-yuliana-samboni/627006

15. https://www.hrw.org/es/news/2005/06/21/colombia-mujeres-enfrentan-prision-por-abortos

16. https://elpais.com/sociedad/2019/09/30/actualidad/1569863503_607122.html

17. http://www.saludcapital.gov.co/sitios/VigilanciaSaludPublica/Protocolos%20de%20Vigilancia%20en%20Salud%20Publica/Mortalidad%20Materna.pdf

18. http://www.scielo.org.co/pdf/recis/v5n2/v5n2a8.pdf

19. https://revistas.uexternado.edu.co/index.php/ecoins/article/view/4313/5307

20. https://anmdecolombia.net/index.php/52-de-la-literatura/327-mortalidad-materna-en-colombia

21. https://economia.uniandes.edu.co/component/booklibrary/478/view/46/Documentos%20CEDE/952/productividad-agricola-de-la-mujer-rural-en-colombia-restricciones-o-decisiones

22. https://www.unisabana.edu.co/institutodelafamilia/

23. https://profamilia.org.co/investigaciones/ends/

24. https://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/estadisticas-de-genero#datos-relevantes

25. Patterson, O. (1982). Slavery and Social Death. A comparative Study. London: Harvard University Press.

26. Staples, Robert (1970) The Myth of the Black Matriarchy. The Black Scholar, Journal of Black Studies and Research, Volume 1.

27. https://www.facebook.com/526732607468915/posts/623247187817456/

28. https://www.reproduccionasistida.org/fallos-implanon/

29. https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/anticonceptivos/el-condon/que-tan-eficaces-son-los-condones

30. https://clustersalud.americaeconomia.com/sector-publico/5-comunes-enfermedades-de-transmision-sexual-que-el-condon-no-protege

31. http://www.scielo.org.co/pdf/inan/v16n29/v16n29a06.pdf

32. https://www.alcmeon.com.ar/17/68/03_holanda.pdf

33. https://otrosfeminismos.wixsite.com/agustina/post/el-precio-del-placer-masculino

34. https://www.guttmacher.org/sites/default/files/pdfs/pubs/journals/Sedgh-Lancet-2012-01.pdf

35. https://www.bbc.com/mundo/noticias-48295587

 

Ver más columnas de Liceth Asprilla

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

 

Fotografías: Cortesía

Lea También

  • Cicatrices

    Y pensaba un poco en las cicatrices que nos dejan aquellas personas que hablan y hablan de lo mal que se vive en las regiones afro, aquellos que nos ven como seres incapaces, de soñar, crear, sentir, pensar, pues les digo...

  • ¿Me siento orgullosa de ser negra?

    ¿Quién no se siente orgulloso de su color de piel? ¿A quién le gustaría volver a nacer y tener otros ojos, otro cabello, o tal vez otro cuerpo? ¿Defendemos a capa y a espada nuestro ser, nuestra vida y nuestra dignidad?

  • Una cultura empresarial para el Pacífico

    En este escrito no se abordará lo concerniente al histórico abandono estatal que ha padecido este territorio, pues si bien es un tema importante y crucial, ya ha sido bastante abordado por diferentes académicos y columnistas de opinión.

  • ¿El legado de George Floyd?

    George Floyd, no heredó riquezas ni privilegios sociales de inercias históricas basadas en el despojo y la expropiación mediante explotación. Quizás había entendido que el legado que había heredado, precedía y excedía el odio.

Suscríbete a nuestro boletín