Miércoles, 03 Julio 2019

Dislexia emocional

La dislexia se define como una condición común de por vida que dificulta la capacidad de leer. También puede afectar: la comprensión lectora, la ortografía, la escritura, las matemáticas y el lenguaje.

Por: Saslyn Mena*

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

 

La dislexia puede afectar habilidades básicas del lenguaje, como el reconocimiento de sonidos en las palabras y relacionar las letras con los sonidos que producen (como la letra b con el sonido be). También puede dificultar combinar los sonidos para formar palabras y pronunciar o “decodificar” las palabras. Las personas con dislexia suelen tener problemas para entender lo que leen (comprensión lectora). La dislexia puede dificultar leer de manera automática o sin esfuerzo aparente.

 

 

La dislexia parece ser el peor problema que habita en nuestra sociedad, desde cuando nos volvimos tan indiferentes, me refiero a que nuestra dislexia ya es emocional llegando a tal punto que no nos importan las personas, ya no leemos lo que dicen nuestras miradas, nuestra comunicación corporal, ya se nos ha olvidado saludar, decir gracias, con permiso, porque al igual que tú y que todos respiramos el mismo aire. Desde cuando esta dislexia emocional nos ha convertido en seres humanos insensibles frente a la condición humana del otro. Ya que cuestionamos la diferencia de las personas que nos rodean, si esos que de una u otra manera siempre vamos a necesitar algo para poder juntos trascender en las diferentes situaciones que nos pone la vida. Siempre he pensado a cada uno de nosotros Dios se tomó la tarea de hacernos únicos y perfectos. Pero esta dislexia nos impide ver la energía y la bondad que cada ser humano emana en su accionar, porque cada ser humano desde lo que él ha creado hace parte de la sociedad que habita, el también suma. Porque simplemente no nos dedicamos a ver en esa persona sus bondades esas que nos hacen disfrutar el único sentimiento con la capacidad de borrarlo todo y es el amor.

 

Si nos tomaros el tiempo de observar, respirar, sentir, conocer la manera como piensas, lo que sientes tal vez este mundo fuera un lugar mejor para todos, si dejáramos el regionalismo, la discriminación por cualquier condición humana, viviríamos en un mundo mejor. Todo ser humano sin importar de donde venga es igual a ti. Leamos a los otros desde su historia, desde lo que es capaz de hacer, ama la diferencia de otros, así como te aceptan a ti, no somos perfectos ante los ojos de los demás, solo somos como tú y en tu mundo y en el de los otros hay espacio para todos, permitámonos vivir como hermanos cuidándonos unos a otros, que si eso lo hacen los negros, pues aprende de ellos y si lo hacen los blancos aprende de ellos. Estamos invitados a leer, interpretar, aceptar, escuchar y en la medida que podamos ayudar en lo que sea posible

 

 

 

Ya no es lugar para seguir padeciendo de dislexia cada ser humano es importante aprendamos el lenguaje del amor ese que nos invita siempre a estar felices a protegernos unos a otros. Es importante dejar de señalar y creer que somos perfectos en nuestro accionar, siempre estamos aprendiendo estamos en construcción constante todo el tiempo aprendes de todo lo que pasa en nuestro entorno.

 

La vida es solo momentos así que disfruta y agradece por todo y lee a la gente que amas y hazle sentir que les importas y a los que no conoces hazlos sentir importantes, ya que son igual a ti cada uno tiene algo que aportar, las personas que crees que no son importantes también hacen parte de nuestras vidas. dejemos esa dislexia emocional que cada vez nos hace más indiferentes frente a la condición humana del otro, recuerda nadie elige como nacer. Respetemos más y aceptemos que cada uno de nosotros es simplemente perfecto.

 

Tomado de:

Dislexia: Lo que es y lo que no es (https://www.understood.org/es-mx/learning-attention-issues/child-learning-disabilities/dyslexia/dyslexia-what-it-is-and-isnt)

 

*Psicóloga

 

*Las opiniones aquí expresadas son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden o no coincidir con las de este medio de comunicación.

 

Ver más columnas de Saslyn

 *Fotografía: cortesía.

Lea También

  • ¡No señores!, el Chocó no es el fracaso del Estado

    ¿Acaso en Colombia podemos hablar de un Estado? El Chocó no solo ha sido víctima de la economía extractivista que emplea el Estado, sino que también ha sido víctima del poco amor y la falta de sentido de pertenencia que han empleado nuestros administradores locales y departamentales por décadas.

  • “De todo un poco”

    El desconocimiento de la realidad de nuestros territorios impide de forma directa que tengamos un acercamiento con el entorno de los mismos, lo que a mi modo de ver dificulta que se marque una nueva etapa o se trace una nueva ruta.

  • ¡Delitos económicos, impacto directo en la calidad de vida de los afrocolombianos!

    Los delitos de tipo económico tienden a ser especiales, su estructura la componen sujetos activos calificados, verbos identificables y conductas asociadas a palmares de cuello blanco, también denominados delfines o yupis.

  • ¡No nos quieren vivas!

    Así ustedes no me quieran viva, así ustedes prefieran ver mi cuerpo mutilado en cualquier río y no por las calles caminando, yo quiero que me busquen, que mi vida no termine en una justificación de su hipocresía y doble moral.

Suscríbete a nuestro boletín